Naciones Unidas denuncia el aumento de demoliciones de casas y obras palestinas

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, más de 450 viviendas y construcciones auxiliares palestinas han sido derribadas en el primer trimestre de 2016 por Israel en Cisjordania. Esta cifra supera las derribadas en el mismo período del año anterior (447). Se han demolido casas, almacenes corrales e incluso escuelas, lo que ha provocado el que los desahuciados se han visto a ser desplazados a la fuerza, lo que viola el Derecho Internaqcional. Pese a ello, en recientes declaraciones del general israelí Yoav Mordejai manifestó que tiene sobre su mesa 11.000 órdenes de demolición pendientes.

En declaraciones a la agencia Reuters el director de Asuntos Humanitarios de la ONU para los territorios palestinos, Robert Piper, ha hecho un llamamiento para alertar de esta nueva violación: “Hemos entrado en una nueva fase de confrontación entre la legislación humanitaria internacional y la ocupación israelí en Cisjordania”.